INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

jueves, 3 de enero de 2008

Frio


El invierno... siempre me ha gustado el invierno... hasta que me vine a vivir a esta casa.

El invierno... a través de una ventana... con su lluvia y con su viento... Me gusta el invierno.

Pero...

Es duro llegar a casa y sentir frio. Se te cuela hasta en el alma. Te desganas. Te apagas. Te hielas.

Pero no tienes frio en el alma, no. Tan solo en el cuerpo. Y el cuerpo se habitúa. Aunque se mantiene en ese duelo. Lo acepta y lo rechaza. Las manos y los pies frios. Da igual los patucos que te pongas. Da igual si vas en zapatillas o en botas.

Estar en casa ya no es placentero. Casi que mejor estar en la calle. Tal vez por eso, casi no entro.

Pero llega la noche. Y vuelves a tu agujero. Frio.

Me gustan estos aguaceros. Caer el agua en el invierno. Mira que son molestos!!! Pero cuanto los agradezco. Por que cuando llueve, el frio es menos intenso.

No puedo recibir visitas. Se me congelan dentro.

Nadie viene a verme. Y menos con este tiempo!

¿O seré yo que llevo el frio dentro?


Ante esto es cuando siento que soy de las que poco tengo.

Tan solo el frio invierno metido en los huesos.




1 comentario:

Kaos dijo...

Sabes?... Mi idea de este tiempo frío es otra, quizás porque funciona mi calefacción, pero en estos días de lluvia y gélidos suelo decir: "Cuanto peor se está fuera mejor se está dentro".

No te digo que mi ilusión seria estar frente a una chimenea, sentado en una alfombra tupida, alimentando el fuego de leña, con una copa de vino en la mano, y la otra acariciando a una hermosa mujer, desnuda como yo. jejejeje.

Pero si te digo que dentro, leyendo tu blog, se está muy "agustito".

Tampoco le haría ascos a estar debajo de la lluvia, sintiendo las gotas golpear mi rostro y abrazarme a mi mismo cerrando la chaqueta.

Un abrazo, y si necesitas un fontanero... llámame... te buscaré uno.

Regalos que recibo