INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

miércoles, 29 de septiembre de 2010




Toda la vida llevo viviendo en la dualidad: cualquier situación que vivo es todo un proceso de elección. Casi siempre, para una misma acción me aparecen diferentes opciones y cuando más o menos consigo hacer una selección y quedarme con las dos que más peso tienen, resulta que están enfrentadas, es decir, siempre acabo escogiendo las dos opciones más opuestas.


Por supuesto, esa dualidad siempre me crea incertidumbre pues aunque al final acabe decidiéndome por una de las opciones y descartando la otra, nunca tengo la certeza de estar escogiendo la mejor, la más acertada, la que mejor resultado le va a provocar a mi vida. Y que conste que una vez que decido, no me quedo pensando que sería de mi vida si hubiera escogido la otra...nooo, por suerte (creo) eso no lo hago. Escojo y tiro p'alante con todas sus consecuencias (muchas veces mejor me hubiera dado un coscorrón antes de elegir "esa").



Es en este tiempo en el que vivo una de esas épocas en las que la dualidad que se me presenta, es de las importantes. Sin ser algo que vaya a incidir de forma rápida ni tajante en mi forma de ser y de vivir, creo que ahora me enfrento a una situación donde elegir supone cambiar patrones, ir más en contra de lo "habitual" de lo que siempre he ido, posiblemente volverme algo-bastante más "fria"... pero a la vez, internamente, siento que sería la opción donde yo me sentiría más yo, donde más liberada de responsabilidad me sentiría, desde donde podría simplemente SER. Y a todo éso, no es fácil escoger. Renunciar a muchas cosas que posiblemente te hagan la vida algo más fácil, más cómoda, más común tampoco es fácil.


No sé, aquí ando, entre dudas, dilemas, pensamientos y emociones que me marean (sigo mareada) sin tener todavía claro por dónde tirar. Y al final, como siempre, acabaré decidiendo por propio impulso: creo que allí donde acabe será el mejor sitio donde podría acabar, aunque sea lo que menos quiera desear.


10 comentarios:

40añera dijo...

Respira y siente seguro que luego tu corazón te llevará a elegir el camino que a lo mejor no es el más acertado pero si ese que te pedía el corazón
Te he dejado un premio en mi blog si quieres asa a recogerlo
Un beso

Josep Capsir dijo...

Te deseo mucha suerte en tu elección. Piensa que no por traumática ha de ser mala y no por ser fácil ha de ser buena. Has de sentirte cómoda con la decisión que tomes.
Antes de tomar la decisión visualízate viviendo a un lado y otro.
Y si no, haz lo que tus impulsos más primarios te pidan.
Un beso y buena suerte

Mayte dijo...

Escoger siempre es difícil, por eso dejate llevar por tu instinto.

Radio Tutus dijo...

Hola preciosa, te sigo aunque tenga poco tiempo.
Sobre tu escrito mi opinión es, que cada decisión puede influir en el resto de nuestras vidas, pero así es la vida, a veces hay que tomar decisiones que no nos gusta, o que ni siquiera podíamos pensar que lo haríamos, yo creo que hay que reflexionar y sopesar lo positivo y negativo de la decisión, si hay más positivo que negativo, hazlo, sino mejor es no embarcarse, ya que una vez ya decidido no tiene vuelta atrás, por que las cosas nunca vuelve a ser igual.

Mucha suerte en tu decisión y ya sabes que siempre estoy para ti.

Un besote y achuchón grandote!!

araceli.

...solo una mujer. dijo...

Gracias a tod@s por vuestras reflexiones... yo ando entre las mías, principalmente desde el estómago que es el mejor indicador que tengo de cual es la opción elegida por mi ser.
Estoy en ello, así que... paciencia, que no se quemará Roma por mí.

Muchas gracias de nuevo.

...solo una mujer. dijo...

añera... muchas gracias por tu regalo... Ahora mismo voy a colgarlo y hacerlo partícipe. Un gran abrazo!

Josep, soy de lo más primario, así que no dudes que al final esa será la opción elegida. Gracias por tus ánimos. Abrazos a mogollón!

Mayte, bienvenida y ciertamente el instinto es el mejor consejero. Un abrazo!

Araceli, que alegría sentirte por aquí. Y no creas que aunque esté silenciosa, me olvido de ti. Un abrazo grande, preciosa!

Mistral dijo...

Toda la vida es una onstante elección de caminos. Nunca te arrepientas de haber elegido uno de esas opciones. Lo peor es... no elegir.

Saludos, un placer leerte

Caminante Silencioso dijo...

"Y al final, como siempre, acabaré decidiendo por propio impulso: creo que allí donde acabe será el mejor sitio donde podría acabar, aunque sea lo que menos quiera desear".

De eso se trata...ese es el ritmo de la vida en esta Tierra...

Seguramente,caminamos y solo distinguimos unos metros hacia delante,luego todo es un misterio.
Pero nuestro mismo caminar,podría ser el motivo del camino,cada paso que damos,a su momento.
Creo que la incertidumbre y la dualidad es lo que hace a los misterios mas profundos.
Seguir caminando ,entre tanta confusión,y viendo el ritmo único de nuestro paso por el mundo,entre tanta dualidad,tanta incertidumbre y tantos velos delante nuestro...
tal vez sea la mejor manera de aprender que el mayor misterio es,el vernos a nosotros mismos,seres pensantes,preguntándole a la existencia : ¿cual camino?

Agradeciéndote tu reconocimiento que has compartido conmigo y con otros buenos blogs,te saluda un caminante,que te lee.

Pury dijo...

Sólo te deseo que escojas el que te haga feliz, lo bueno no es fácil.
Así que ves a por lo autentico, a por lo tuyo, lo real y que el mundo se adapte a ti, no tu al mundo.

...solo una mujer. dijo...

Con un poco de retraso pero aquí estoy!

Mistral... creo que lo peor es no tener opciones de elección; siempre y cuando podamos elegir, ya es un regalo..
El placer ha sido mio.. te lo aseguro.
Un abrazo!

Caminante... Capto el sentido a tus palabras... y las siento como mías. Es cierta esa reflexion de que lo que cuenta es CAMINAR. El destino, solo será uno u otro, indistintamente.. pero estamos caminando, y eso ya es VIDA.
Gracias por tus palabras, por tus escritos, por leerme... lo menos que podía hacer era reconocer el mérito que yo veo que tienes.

Un abrazo!

Pury... cómo sabré cuál es el que me hará feliz si todavía no lo he vivido?? Quién puede predecir el resultado de una elección?? Yo he creido muchas veces tener la respuesta, pero me he dado cuenta que estaba muy equivocada. Solo lo he sabido una vez andado el camino. Pero aquí sigo, andando.
Gracias cielo... y un gran abrazo!

Regalos que recibo