INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Fin del verano



Siempre lo he dicho... y lo sigo diciendo:

Yo soy mujer de otoño, donde las hojas de los árboles caen para llenar las calles del antiguo olor a niñez; donde los días son más cortos y la noche empieza a crecer y eso me permite trasladarme al mundo silencioso de la oscuridad; donde tengo la excusa perfecta del cambio de clima para quedarme en casa, saboreando un plácido rato de sofá con perrilla sobre mi regazo haciendo crecer el deseo de entrar en la red y bucear entre blogs, correos, informaciones...; donde el frio que tantas veces siente mi alma se puede abrigar con las mantas que ya empiezan a salir de los arcones...

Y en este tiempo, por la edad que marca el calendario, SIENTO que encajo a la perfección en mi tiempo, en mi querido otoño.

Se acabó un nuevo verano que se hizo viejo lleno de frenesí, de acción, de movimiento... hasta de emoción, unas veces gratas, otras mejor no contar.... Y con el fin del verano, se acabó mi nuevo último viejo amor. Da pena, me entra tristeza, ñoñez... pero... al menos ya no siento su dolor, pues me queda el regusto amargo-dulce de SABER que tengo su afecto, cariño, respeto y sinceridad (aun cuando se calla).

Los finales son lo que son: la oportunidad a un nuevo comienzo.

...si no fuera porque cada vez cuesta más...

8 comentarios:

Masakoy dijo...

Ya se acerca mi época, el invierno, pero con cada estación siempre un nuevo comienzo.

Hasta el infinito y más allá

Josep Capsir dijo...

Cada uno de nosotros tiene una estación preferida, yo soy más de verano, aunque si te soy sincero me gusta saborear todo lo bueno que tiene cada una de ellas.
No se como quedaría si yo dijese que me paso las tardes de agosto en el sofá con una perrilla, supongo que francamente mal, aunque me he imaginado la escena tuya y me parece preciosa.
En cuanto a lo de los amores, como dice mi amiga María ¿Le damos un aplauso y dejamos que se vaya?
Un beso.

...solo una mujer. dijo...

Así es Masakoy.. tenemos nuevo tiempo para estrenar... A disfrutarlo! Gracias x venir.

Josep... jaajaj lo de la "perrilla" era lo más suave que podía decir (y lo cierto es que lo es, con 1,5 kg no llega a perra).. porque ¿te imaginas que digo perra en vez de perrilla? hubiera sonada fatal!!! y sí, si lo dices tú, aun suena peor (jajajaj.. qué le vamos a hacer!!)
Ah... y sí, tu amiga María es muy sabia: estoy en ello.

Abrazos a tutti plen!!

Ayshane dijo...

Tienes razón, todos tenemos una época, la mía el invierno... ojala este año dure mucho...

Abrazos...

...solo una mujer. dijo...

Gracias por venir a mi casa y dejar tus palabras, Ayshane... Y si lo pensamos bien, aunque nos guste mucho una época.. lo mejor es que no dure muuuuuuuucho, pues lo más probable es que acabemos aborreciendola. Por suerte, nada dura eternamente.

Un abrazo!

Nicolás dijo...

NO creo que seas otoño, ni invierno, siente que seas eterna primavera, esas donde los rayos de sol empiezan a calentar la nieve se derrite y la ropa se cae... seguramente habrá algo mejor por llegar

...solo una mujer. dijo...

Nicolas... siempre hay un nuevo renacer de la hojarasca que el invierno se compromete a hacer abono... Todas las estaciones son necesarias en el proceso de la vida, pero yo me sigo quedando con el color rojo del atardecer, el fresco de las madrugadas, la manta en días de tormenta, el arrullo de las sábanas...
¿Quien dijo que ésto no fuera lo mejor por llegar?


Gracias por dejar tus palabras...

Un abrazo!

...solo una mujer. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Regalos que recibo