INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

martes, 28 de octubre de 2008


El árbol nace siendo una brizna, un tierno brote.
En sus inicios es una nueva vida débil, luchadora, con un propósito, con un proyecto.
A medida que consigue superar los inicios va arraigándose más y más en la tierra que lo sustenta.
Recibe la brisa del viento, los rayos cálidos del sol en primavera, la humedad del rocío...pero también la fuerza del vendaval, el calor abrasador del verano, el helor del invierno.
Y a pesar de todo ello, sigue adelante en su cometido: crecer, crecer y crecer.
Puede estar acompañado de otros árboles como él, o puede encontrarse solo en la vereda de cualquier camino. Seguirá ahí impertérrito independientemente de la compañía o la soledad pues de una forma u otra crecerá hasta convertirse en un hermoso y majestuoso árbol centenario.
Ahora ya tendrá la fuerza suficiente para no temer ni al viento, ni al sol, ni a la lluvia.
Ahora disfrutará de la vista, de la compañía de los pájaros en sus ramas y aprenderá a desprenderse de sus hojas muertas cada otoño para poderse adormecer y reservar energías para la primavera siguiente.
Sonreirá al ver a unos enamorados bajo su copa entregando su amor al espectáculo de la vida.
Y solo la mano de un humano podrá truncar sus sueños. Solo la fría cuchilla de una sierra hará que llore resina cuando sienta su fin cercano, antes de convertirse en la leña que abrigará esos cuerpos tan delicados.
Pero habrá cometido su propósito. Habrá hecho realidad su proyecto. Habrá llegado a la sencilla misión de proteger, dar cobijo y servir como alimento de hoguera de esos seres que no siendo tan grandes como él tienen la capacidad de ser amos y señores del mundo.

Árbol querido, en cada trozo de leña te veo, te siento y agradezco al Universo entero tu existencia, tu energía y tu entrega.

En mi próxima vida quiero ser ÁRBOL.

1 comentario:

José Ignacio dijo...

Crecer, fortalecerse, abrir horizontes, proyectar protección son cualidades de todo ser vivo.
Y todos formamos parte de una infinita cadena biológica.
Precioso.
Bsos

Regalos que recibo