INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

miércoles, 26 de marzo de 2008


Dentro de toda mi paz hay algo que me "tortura", aunque no me atrevo mucho a hablarlo (vaya a ser que el Universo escuche mi temor y me mande más castigo). Pero a la vez tengo necesidad de decirlo pues no por cerrar los ojos va a desaparecer, y tal vez al hablarlo ponga manos a la obra para solucionarlo.

...me siento gorda...

No suelo ver la tele, pero a veces la veo. Y ya salió el anuncio de "ya es primavera en el Corte Inglés". Ese anuncio siempre marca un antes y un después. Es el aviso de que el buen tiempo llega y que habrá que lucir palmito. Y aunque nunca me ha preocupado en exceso "lucir", reconozco que ahora me siento fea, me siento gorda, me siento haber perdido el "sexapil" para con los demás y para conmigo misma. Ya no me cabe la ropa. Todo me ajusta en exceso. Me oprime y me aprieta. Me noto hinchada, embotada, corcho. ¡Qué asco! Siempre tan y tan difícil verme bien, y aunque muchas veces lo he conseguido, como cuesta de mantener...

Sí, sé lo que pensaréis: haz dieta, un poco de deporte y ya verás que bien. Pero es que me aburre, no me gusta nada cocinar y menos para mí sola. Tengo unos horarios bastantes irregulares y al final, acabo comiendo algo rápido. Además, cuanto peor me siento, más crece la ansiedad. ¿y qué ocurre cuando eso pasa? ... pues que acabas picando más de lo normal. Y es como el pez que se muerde la cola: te ves gorda, crece la ansiedad, picas más, te ves más gorda, crece más la ansiedad, picas aún más... y así una y otra vez.

Como soy una mujer optimista y positiva, hablo con el Universo y le pido que me haga estar bien, que me permita tener un cuerpo bello, proporcionado y saludable. Cada día al ducharme me digo: "con este agua se va lo que en mi cuerpo no es necesario". Y le pongo fé. Dios sabe que le pongo fé y esperanza. Pero claro, no nos podemos engañar: para eso yo tengo que colaborar y dejar de comer lo que no debo, y limitarme en comer lo que si puedo.

.......

Creo que esta imagen mía está comportando mucho más. Ya no me atrevo a salir con nadie, a conocer a nadie nuevo. Y mira que siempre he sido muy liberal, pero con los kilos no puedo.

Estoy esperando que me toque la primitiva para contratar a alguien que me cocine. Yo me como lo que me hagan, pero que me lo hagan. Hacerlo yo es más complicado.

Menos mal que no uso bikini... así no notaré que se me ha quedado pequeño. jajajjaja (vamos a ponerle un poco de humor si no quiero desfallecer).

Bueno, ya lo solté.

No me siento mejor por ello, pero ahora lo leeré y tal vez, se me remuevan los cimientos. Quien sabe.

Así gorda, también me he de querer, aunque sienta que nadie me quiere por ello.

9 comentarios:

Klau dijo...

HERMOSA CON TODO MI AMOR Y RESPETO ME HAS HECHO REIR !!!
AQUI EN ARGENTINA ESTAN CAYENDO LAS PRIMERAS HOJAS DE LOS ARBOLES ANUNCIANDO EL OTOÑO, HACE AÑOS, QUE NO SA SABE MUCHO DEL FRIO FRIO, QUIZAS LA TIERRA ESTA TAN ALTERADA ANTE NUESTRO DESCUIDO QUE AQUI AL MENOS LOS CAMBIOS, ESTAN HACIENDOSE NOTAR.
Y EN NUESTROS CUERPOS?
Y DENTRO NUESTRO?
SEGURAMENTE, NO TE HAS DETENIDO A VER CADA PARTICULA DE TU SER, Y RECORDAR QUE CON KILOS MAS O MENOS, QUIENES TE AMAMOS, QUIENES TE VALORAN, NO SE DETENDRAN EN EL ENVASE DE SEMEJANTE ESPIRITU, DE SEMEJANTE ALMA...POBRE EL QUE SE DETENGA TAN SOLO A MIRAR EL PAISAJE, SEGURAMENTE NO SERA DIGNO DE GOZAR A PLENO DE QUIEN ERES REALMENTE: UN SER MARAVILLOSO


vale, cuando quieras bajar los kilos que te joroban, molestan o entristece, asi lo haras...simplemente cambiaras el habito alimenticio, q si alguien te cocina es mejor, bueno ahi tienes la solucion.
no te detengas
que NADA ALTERE TU LUZ Y TU PAZ

MILES DE BESOS Y ABRAZOS AZULES REINA HERMOSA
KLAU
♫♫♫ ♪♪ ♥♥♥♥♥

Klau dijo...

VEN A CASA A LLEVARTE UNA SORPRESITA CON MI AMOR MI FUERZA MI LUZ Y DEMAS SENTIMIENTOS
UN MIMO AL ALMA SI?


BESOS MILLONES DIOSA MAXIMA
JAJAJAJJJJAJ
VEN A CASA
KLAU
♥♥♥♥♥

Serina dijo...

yo...la verdad en este caso soy de dar pocos ánimos...por que me parecio ser yo la que escribia el post...me siento igual...gorda y sin ganas de hacer nada por ello...me gustaría levantarme ...y yá , así de fácil...delgada sin celulitis y siendo la reina del baile ja ja ja .....pero no es así me conformo con ser la reina de mi casa que no es poco....pues los milagros no existen, mi cuñada no para de animarme a que me apunte al gimnasio con ella, mi otra cuñada a que haga régimen...y yo pos como que estoy floja...y digo pá el lunes sin falta ...lo hago....pero llega el lunes y otro lunes y ná de ná....bueno no me enrollo más solo decirte que quien te quiera te quiere y te querrá como eres, y no digas que sientes que no te quieren por ello...él hombre que de verdad merezca la pena...lo hará.
besitos miles para ti.

Serina dijo...

Navengando...por los blog ...me encontré con un post que hablaba de eso, de los kilos de más en las mujeres y con la respuesta de un hombre que dejó este maravilloso comentario.
Me ha gustado tanto que quise compartirlo con vosotros.
Por Dios...¿quien será este tal David? pues no tenia direccion ninguna donde poder contestarle y decirle lo mucho que me gusto su coment....bueno ahí va:




Por David Tapia Lobos



Estoy harto de artificialidades, de hombres y mujeres retocados/as con photoshop, he visto a muchas mujeres sufrir mucho por este tema de falsos, narcisos y comerciales modelos estéticos de “belleza”, yo prefiero una mujer real con su hermosura al natural, con su rollito sensual y sus imperfecciones corpóreas que la hacen distinguirse y hacerla diferente, única, de entre la vasta producción en serie de muñecas/mujeres “perfectas”.
Tuve la amarga experiencia de amar a una mujer que nunca me creyó que la amaba con su trasero caído y sus exuberantes senos alicaídos, su baja estatura y su rollito sensual, sus hombros amplios, su abertura en la parte derecha de su labio superior y sus dientes un poquitín desalineados… la amaba así tal cual era, no había dos de ella, era única, tenia tantos defectos físicos que la hacían distinta y única, tenia un corazón tan hermoso y entregado, la amaba desde el fondo de mi ser…
Pero ella soñaba con salir fabricada en serie de la casa de muñecas/mujeres, y esas cosas que le jure me encendían de pasión de su figura, las detestaba, y se preocupo tanto del modelo comercial de “belleza” que descuidó el verdadero modelo de belleza que yo siempre he buscado, el de la mujer REAL, sin colorantes ni aditivos, para mi no hay mujer mas hermosa que la mujer al natural, si hubiera podido sacarme los ojos y arrancárselos a ella y colocarle los míos para que hubiera visto la belleza que yo siempre vi en ella… pero en fin… el 90-60-90 se había instalado en su corazón, sumiéndola en las mas profundas de las inseguridades y depresiones… hasta que ahogo lo que alguna vez sentí por ella.
Mis amigas ídem, preocupadas del 90-60-90, me hablaban de sus inseguridades de sentirse alguna vez amadas sin no alcanzaban la “perfección” y yo siempre les decía que debían cultivar su feminidad REAL, que las 90-60-90 no son mas que barbies desechables que solo sirven para el rato y luego se tiran al tacho de la basura, que a los hombres hay que engancharlos del corazón, no de los ojos.
Mi consejo para ustedes mujeres, de parte de un hombre:
Por lo menos para mi, si me pusieran enfrente de 100 muñecas 90-60-90, no sabría por cual decidirme, ya que para mi serian todas iguales, nada haría especial ni a una ni a otra, nada me uniría a ninguna de ellas, ningún recuerdo en común, podría bebérmelas todas y desecharlas como latas de cerveza y me daría lo mismo, por que serian todas iguales ninguna seria especial, pero sin embargo si entre ese ejercito de muñecas asomara un traste caído, un rollito sensual, unos seños pequeños que me recordaran que su dueña ha compartido muchas cosas conmigo, que hemos pasado buenos y malos momentos, que me ha tendido la mano y me ha corregido en su momento, que hemos sido cómplices de muchas cosas, que somos amigos y que puedo confiar en ella, que no se cree la reina de Egipto… en fin.. De que al mirarla de lejos asomen buenos recuerdos y no indiferencia… a esa me la bebería y me la volvería a beber y me la volvería a beber… muchas veces… eternamente, solo a ella…
Otra cosa: cuando un hombre deja a una mujer no es por otra mas bonita, sino por otra que lo trata un poquito mejor… o que piensa un poquito más en el que en si misma…
Nunca olviden que a un hombre se le engancha de los ojos unos minutos, pero del corazón toda la vida…
La belleza está en los ojos del que mira, y lo importante es que tu cuerpo, sea cual fuere, sea el significante de muchas cosas hermosas cultivadas en el corazón manifestadas por la boca y por tus obras.
Es como el diccionario, una palabra (significante) se asocia a varias ideas (significado), así también procura que tu cuerpo cual palabra se asocie a tus virtudes internas cultivadas en tu corazón y a la calidez de tus sentimientos, cuida que tu cuerpo como significante, tenga el siguiente significado: apoyo siempre disponible, palabras nunca hirientes, sinceridad espontánea, refugio en la tormenta, fuente de placer, señal de respeto y de honra, algo a lo cual amar, respetar y cuidar por toda la eternidad.



Nota: solo tengo 26 inviernos.
David

JuanMa dijo...

Sé quien tú quieras ser (puedes hacerlo).

Pero, por favor, si quieres cambiar algo de cómo eres que sea sólo por fuera...

Besos.

...solo una mujer. dijo...

Klau, Gracias por tu regalo y tus palabras. Créeme si te digo que SI soy consciente de las partículas de mi ser. Eso me hace sentirme en paz conmigo misma, por que veo más allá.

Serina, cielo, vaya texto genial que has encontrado y compartido conmigo. No sabes que bien sienta cuando alguien del sexo contrario habla así, de las MUJERES en letras mayúsculas. Acompáñame en el proceso de "dejar de protegerse" pues nadie nos dañará.

juanma, solo deseo ser más atractiva por fuera ya que es lo primero que se ve. Por dentro, estoy en constante cambio para crecer y mejorar con los años. Nada es estático, todo tiene un por qué.

Gracias a los tres... y un beso, gordito, gordito!! :-)

MeRCHe dijo...

Quiero dejarte un comentario en este post antes de pasar al siguiente, porque has tocado un "problema" que nos toca a muchas mujeres vivir, yo estoy siempre a vueltas con las dietas, por supuesto, ninguna sirve, porque en cuanto las dejas los kilos vuelven a instalarse cómodamente burlándose de todo tú esfuerzo y sacrificio pasado.
Culpamos a la sociedad por los ideales femeninos de belleza que nos muestra, evidentemente eso es cierto, pero tú al igual que yo, no somos unas adolescentes y sabemos que el cuerpo cambia y que hay que aceptarse y quererse como una es, sabemos que las revistas y la televisión y el cine nos presentan unas mujeres de mentira de photoshop, retocadas y clónicas en sus cirugías, sabemos que la mujer real no es esa que nos presentan, lo sabemos, pero tb sabemos que estamos gordas, y eso es porque nos sentimos gordas, la ropa nos hace sentirnos morcillas, estamos hinchadas, torpes, los movimientos dejan de ser gráciles y nos volvemos patosas... tú lo has escrito, es un estado, y cada una sabe el peso que le corresponde y cuando lo has sobrepasado no te sientes bien.
Cuesta ponerse y más cuando se es una perezosa como tú en la cocina, o se carece de voluntad ante la comida (como yo), figúrate que fui capaz de dejar el tabaco de un día para otro y fumaba un paquete al día, pero no soy capaz de terminar una dieta...
Pero bueno, más que seguir una dieta para adelgazar yo te recomendaría seguirla para comer bien, es importante que nuestro cuerpo esté bien nutrido, piensa que la comida es lo que tú aportas a tú cuerpo, algo que le dedicas especialmente a él, lo haces tú, y debes quererlo así que, no puedes hacerle sufrir ofreciéndole una comida hecha sin amor, sin dedicación. Amate, y dale a tú cuerpo una correcta alimentación y un tiempo de serenidad y relax mientras comes, luego un poco de ejercicio, el que sea, caminar por ejemplo es suficiente, y mientras, vas meditando, tú sabes como funciona eso. Quiere a tú cuerpo y no le des una mala alimentación, somos lo que comemos al igual que somos lo que pensamos.

Besos amiga

...solo una mujer. dijo...

Querida Merche...
Veo que sabes de lo que hablo. Sabemos bien que no somos muñecas de escaparate (por suerte) y que nuestras curvas reflejan en muchas ocasiones todo un mundo interior pleno (tan pleno que no cabemos en él.. jajajj).
Si, nuestros cuerpos cambian. Y cuando se es consciente de ello, una se dice a sí misma: Esta soy yo!!
Solo necesitamos sentirnos bien con ello, liberándonos del abotargamiento y de los movimientos patosos.
En ello estoy. Gracias por tu visita..
Un beso, sin humo (yo también lo dejé como tú, de un día para otro).

Victor dijo...

Las hostias de la vida mas que los golpes no vinculan a ser de una forma pero si nos condicionan porque nos limita, nos cambia la brújula de nuestras vidas
un saludo

Regalos que recibo