INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

lunes, 23 de agosto de 2010


Se acabó (¿cómo no?) mi momento de tormenta.
Los rayos y truenos dejaron paso a la tranquilidad;
Tan solo tuve que esperar que se fueran las nubes
Para ver un nuevo cielo claro.

Es duro ver ahogar lo más precioso que tienes
Sin tan siquiera rozar
Sus dedos para sujetarlo.

Aprendo a desprenderme
Cuando prendida me enciende
La luz de la locura
Que se desata en mi mente.

Ya pasó (¿cómo no?) el momento de ahogarme,
Los silencios sepulcrales
Y la mente enloquecida
De palabras hirientes.

Vuelvo a verme a mí
Resurgiendo de la muerte,
Del letargo decadente
al que me llevó tu inconsciente.

5 comentarios:

leamsi dijo...

resurgir, como ave fenix, precioso ejercicio que nos ayuda a crecer y nos hace infinitamente mas fuertes, cuando en ese proceso soltamos el lastre que frena nuestras vidas.
saludos

alas de vida dijo...

Las nubes son pasajeras, las sombras que nos inundan desaparecen cuando dejamos que nuestra luz se filtre por encima de nuestras tristezas....
Morir y renacer, es duro dices, ver ahogar lo más precioso que tienes, más creo que lo más precioso que tienes eres toda tu, todo tu universo, incluso con eso que se ahoga, ya que es un dejar ir lo que ya no es parte de una misma, para retomar el fruto de una nueva semilla, de un nuevo despertar.
Bienvenida de nuevo a la vida, a tu vida...Lo celebro contigo.
Te amo, SER dr mi SER.

...solo una mujer. dijo...

Leamsi... algún día habría que preguntarle al ave fenix cuántos resurgimientos aguantará... tal vez 7, cómo vidas dicen que tiene un gato?? Espero no agotar todas mis posibilidades... y sí, crezco y me fortalezco en cada nuevo renacer. AHORA, a vivir de nuevo. Gracias por estar.

Yo también lo celebro contigo... de echo, lo acabo de hacer ;-).
Mi vida con alas... sigue así, eres grande, pequeña. Te amo

Josep Capsir dijo...

Bienvenida al mundo de los supervivientes, cada vez más... Almas perdidas que pensaron que jamás les tocaría a ellos.
Te devulevo la visita, yo también he tenido que lamarme mis heridas, aunque a mi manera.
Un beso

...solo una mujer. dijo...

Gracias por venir Josep... y gracias por aceptarme en ese mundo de sueños rotos y alas raidas. Por suerte (ya no me pilla por sorpresa) o desgracia (a veces ya cansa!!) ni es la primera tormenta que vivo ni creo que sea la última.
Cada uno cicatriza con sus herramientas... la cuestión es cicatrizar.

Un abrazo

Regalos que recibo