INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Ya se verá...


Ahora ya no puedo cerrar más los ojos a la realidad:
Nunca llegaré a ser una escritora famosa ni reconocida... No. Nunca.
¿Qué respondería en las entrevistas cuando me preguntaran por quién me inspira si no soy conocedora de la mayoría de escritores/as?
¿Cómo podría introducir en una conversación algún fragmento de mis libros más conocidos o queridos o seguidos si no memorizo nada de todo lo que leo?
Escucho entrevistas en la radio a escritores y escritoras... y yo, soy diferente a ellos/as: no tengo esa seguridad en las respuestas... y no creo que nunca la tenga. Solo se lo que se, lo que pienso y siento... y cómo lo reflejo en mis escritos, con mis palabras, con mis formas... ni novela, ni poesía, ni ensayo... ¿ésto qué es? Y claro, así, ¿cómo me voy a dejar entrevistar?

No tengo mucho que decir. No tengo casi nada que contar.
Hasta hace muy poco, mi vida me parecía digna de película... por lo menos, peculiar dentro de su simpleza.
Ahora, ya no vale nada como para poderlo reflejar.
Soy una persona vulgar, común y corriente... que lo único que le interesa es trabajar para pagar facturas; tener una estufa para calentarse en invierno; una televisión a la que NO observar cuando se quiere evadir; quien habla mucho y dice poco... solo lo convencional.

Y sin embargo... aun queda una esperanza.
Un pequeño guiño. Un empujón de cara. Un ánimo importado de quien me quiere animar. Un cansancio de no hacer lo que tendría que hacer en vez de hacer lo que estoy haciendo. Y todo ésto, sin pestañear... No sé si solo son las altas horas de la madrugada... o que algo empieza a cambiar.

Se verá...

3 comentarios:

Cristina dijo...

Hola amiga! Me identifiqué mucho con tus palabras, tampoco seré una escritora conocida, ni me harán entrevistas... pero como dice un amigo mío poeta, si escribes ya eres poeta.
Seamos poetas del corazón!!
Abrazos a la distancia, muy buena tu reflexión.

Tati dijo...

Hola!!
¿Quién dijo que para ser una escritora reconocida debes tener algun escrtitor que te inspire?
Lo que realmente importa para ser una buena escritora es tener la suficiente personalidad para no dejarte influenciar por las criticas de los demas y escribir con el corazon en la mano lo que realmente te apetezca escribir.
Como siempre es un verdadero placer leer tu blog, para mi si eres una buena escritora :)
Un beso

...solo una mujer. dijo...

Cristina, me alegra que te haya gustado la reflexión.. porque no deja de ser eso, una reflexión. La realidad del futuro está por escribir... seamos o no escritoras, ya dejamos nuestra impronta en las palabras plasmadas aquí. Me gusta sentirte cerca.. Gracias!! un abrazo!

Querida Tati.. eres muy amable conmigo.. y me gusta que te guste lo que comparto, siempre desde el corazón.. o desde el alma... o desde.. donde sea, pero siempre fluyendo sin más, dejando que surja, que florezca.. y así, vamos escribiendo nuestra vida. Gracias por visitarme y dejar tu huella. Un abrazo cálido!!

Regalos que recibo