INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Septiembre



Ya llegó!!
Lo deseaba.. pero no me imagina que lo hiciera con tanto furor.
Tuvo una entrada triunfal.
Cambio de color y de signo.
Ahora hay gama de colores y se suman las vivencias, las actividades, los encuentros, las risas y ...algún llanto.
Septiembre llegó como llegan todos los meses, pero yo lo esperaba impaciente. Después de agosto, mes en el que no encuentro mi lugar ni mi sitio, septiembre me da la vida que me permite sentirme viva.
El mundo vuelve a girar.
Todo se pone en movimiento y despierta a la actividad, a veces frenética, pero siempre vital.
El paron de agosto, del calor, de las vacaciones... me provoca desazón, incertidumbre, desconsuelo.
...será que es cuando más sola me siento?

Pero todo eso ya se acabó!
Vuelvo a mi viaje en carruaje, cada vez con las riendas más prietas.
Llevando unas veces el paso al trote, otras al galope, y dando tiempo hasta para repostar y reposar.
La vida diaria vuelve a estar llena de horarios, de trabajo (dicen que el trabajo dignifica al hombre.. eso dicen), de estudios (nunca es tarde para disfrutar del aprendizaje, de la continua búsqueda de conocimientos, de crecimiento..), de comidas preparadas (por mí siempre que puedo), de horas de sueño atrasadas (que intento recuperar en cuanto puedo).
Ahora, para disfrutar al máximo, solo me faltaría poder organizar vacaciones para el mes próximo, que es el que más me gusta para viajar. Pero este año no podrá ser, este años, como casi todo el mundo, ya hice mis vacaciones en agosto y como mucho me podré escapar un fin de semana...
al fin del mundo??

1 comentario:

Compartimos? dijo...

Setiembre es un mes muy especial.
yo siempre lo senti asi desde mi mas tierna infancia.
Desde que abrí los ojos al mundo.
Desde el primer lloro.
Pero te aconsejo que aunque no sea al fin del mundo hagas una escapada en Octubre.
Te lo mereces.
Hasta pronto.

Regalos que recibo