INTIMIDAD

Palabras a golpes de fuego.
Sensaciones que explotan por emerger.
Opresión en el pecho por sentir.
Lo bueno y lo malo de ser yo.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Estrellas hermanadas.


Cuando miro al cielo al alba
veo brillar la última estrella
la más pequeña,
la más insignificante
pero para mí la más importante.

Ella me indica que sigues en mi vida
que me acompañas cada amanecer
que luces en especial para mi
entregandome tus últimos fulgores
para alegría de mi alma.

Cuando cae la nochey el sol se esconde
un lucero se enciende en el cielo
alumbrando tu cara
de diosa infinita.

En la distancia
que no en el olvido
tu acompañas mi sueño
yo tu despertar.

Hermanadas por el reflejo del sol
se ilumina nuestra mirada
acompañando tu noche,
acompañando mi día.

Bendita alegría sentirte cercana
hermana de alma,
hermana de vida.

2 comentarios:

la danza de la vida dijo...

Las dos sois estrellas brillantes en el cielo, en el universo, allí dónde ni el tiempo, ni el espacio caben en ningún lugar, por que amar con el corazón, brillar con el alma no ocupa lugar ya que en ello en el acto de amar entra el otro...Por tanto no hay distancias, por mucho que la mente humana se empeñe en distanciar ambar siempre unidas estareis, y benditos los ojos que os sienten brillar cuando el amor fluye de tu corazón a su corazón y viceversa..

José Ignacio dijo...

Dicen que Sirio es la última estrella que desaparace en el cielo del día, no soy muy entendido y me lo creo.
Lo hermosos es el guiño que nos envia.
No hay distancias, solo murallas que nosotros levantamos para aislarnos.
Un abrazo.

Regalos que recibo